DEFINICIÓN DE PROBLEMA

Un problema es un conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún fin y cuya respuesta debe obtenerse a través de métodos científicos.

Podemos concluir que problema es un determinado asunto o una cuestión que requiere de una solución.

A nivel social, se puede tratar de alguna situación en concreto que, en el momento en que se logra solucionar, aporta beneficios a la sociedad. Para la filosofía, un problema es algo que altera la paz, el equilibrio y la armonía de quien o quienes lo tienen. La matemática habla de problemas cuando hay preguntas respecto a una estructura o un objeto, cuyas respuestas necesitan de una explicación con su correspondiente demostración. Esto quiere decir que un problema matemático se resuelve al hallar una entidad que posibilite la satisfacción de las condiciones del problema.

Existen múltiples variables que determinan el grado de dificultad de un problema:

  • Alta complejidad (gran número de items, interrelaciones y decisiones)
  • Durabilidad
  • Heterogeneidad
  • Conectividad
  • Imprevisibilidad
  • Opacidad
  • Inexpresividad
  • Transitoriedad

Un problema complejo es, por tanto, aquél en el que intervienen numerosos elementos relacionados entre sí de diversas maneras y que se manifiesta también de manera muy diversa.

En la resolución de un problema complejo intervienen diferentes estrategias y métodos.